Cholq'ij

ImprimirE-mail




UCHA’XIK
Sam Colop

Artículo/Prensa Libre/20.05.2009/



Entre los distintos calendarios mayas destaca el cholq’ij, que quiere decir “la secuencia u orden de los días”, y que está compuesto por 260 días. Este ciclo combina 20 nombres con 13 numerales, es decir, 20 * 13 = 260, que se asocia al período de gestación humana. Algunos lo llaman calendario sagrado, y otros, de adivinación. La cuenta de los 260 también está asociada a una fase astronómica relacionada al paso del sol.
Sin embargo, a lo que quiero referirme hoy es que he escuchado que la palabra cholq’ij se deriva del yucateco tzolk’in, generalmente escrito como tzolkin. De hecho, q’ij y k’in son cognados, y significan “sol”, “día”; mientras que kin en yucateco es “herida”, entre otras acepciones. El asunto es que cholq’ij no viene del yucateco, sino al revés. La palabra tzolkin fue inventada o derivada de la palabra k’iche’ cholq’ij, en 1921, por William Gates, y la razón de eso fue para no usar un término náhuatl. Este dato lo reporta Bárbara Tedlock en su libro El tiempo y los mayas del Altiplano (Yax te’, 2002).

Menciono lo anterior porque el próximo viernes 22 de mayo inicia un nuevo ciclo de este calendario, y los practicantes de la espiritualidad maya se preparan para celebrarlo. En una cantidad de pueblos, desde el jueves por la noche se invocará a los dioses mayas en agradecimiento por la vida y para pedir bienestar y paz para sus hijas e hijos. Cada participante llega con lo que su esfuerzo económico permite, y así se conforma una ceremonia espiritual colectiva. Esto viene desde tiempos ancestrales. En el Popol Wuj, una de las ceremonias más grandes fue cuando apareció el Sol y Balam Ki’tze’ ofrendó el incienso llamado Mixtam pom; Balam Aq’ab ofrendó el incienso llamado Kawistam pom, y Majukutaj, el Kabawil pom. Como dice el mismo documento: “Los tres traían su incienso, y esto fue lo que quemaron en dirección de la salida del Sol. Lloraron de felicidad cuando les amaneció”.

Ahora bien, aunque parezca repetitivo, vale la pena recordar que el número 13 es un factor antes que otras interpretaciones; 13 se asocia a una cuarta y quinta parte de la cuenta de 260, que son 52 días, y que al dividir 260 entre 4 nos da 65, que al volverlo a dividir entre 5 nos da 13. O sea, que 5 * 13 = 65, que multiplicado por 4 nos da 260; y que 13 * 4 = 52, multiplicado por 5 nos da 260. Esto porque el submúltiplo de 20 es 4 y 5. Si se le quiere ver un lado místico a estas cuentas, hay que acudir al mito del Winal, donde se dice que 13 y 7 suman 1 (jun winaq). Esta ecuación simbólica resume el aspecto matemático y espiritual.

PA JUN CHOLAJ CHIK. Esta tarde tendremos un conversatorio sobre el Popol Wuj en la librería Sophos. Estará José Barnoya y Alan Mills, así que, estimado lector, si le interesa el tema, está cordialmente invitado.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

security image
Escribe los caracteres de la imagen


busy COMPARTIR ENLACE EN FACEBOOK

HOY ES

'

VISITAS AL PORTAL

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy:62
mod_vvisit_counterAyer:290
mod_vvisit_counterEsta Semana:2695
mod_vvisit_counterSemana Pasada:4755
mod_vvisit_counterEste mes:11223
mod_vvisit_counterMes Pasado6479
mod_vvisit_counterTodos los dias271521

COMENTARIOS

Marimbas Rosendo Barrios: 100 años no bastan
24728530, 24728200 o desde el "enlace contácte
Marimbas Rosendo Barrios: 100 años no bastan
¿Me podrian dar algun numero de telefono o algo pa
Alcaldía Indígena muestra copia del Popol Vuh
espero que expanden informacion sobre el popol vuh
Demanda por la Educación Bilingüe Intercultural, E
Compañeras y compañeros del Consejo Nacional de Ed
Cambio climático puede dañar más el área rural
Guatemala es considerado uno de los países más vul
Cerro Mampil, un parque regional municipal
Mampil, que significa cerro padre, es uno de los e